La suspensión de DACA y los próximos pasos para Dreamers

El 5 de septiembre el país vio al presidente Trump suspender DACA. Nosotros estamos aquí para explicar las consecuencias y ofrecer las opciones para los Dreamers actuales.

Parece que muchos americanos olvidaron DACA hasta que Trump lo suspendió. Muchas personas adivinaron que él volvería a la decisión hecha por el ex presidente Obama, pero nadie previó la explosión política. Las grandes protestas han estallado por todas partes del país, por ambos partidos. Es imposible vivir la vida diaria y evitar oír sobre la decisión de DACA. Desafortunadamente, la información se malinterpreta fácilmente a pesar de su partido político; es importante que conozca los hechos sobre DACA: qué le ocurrió y cuáles serán los próximos pasos para los Dreamers.

¿Qué es DACA?

El Ex presidente Obama creó DACA, conocido como Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, en 2012. Él quiso permitir a los inmigrantes indocumentados que vinieron al Estados Unidos en la infancia ser protegido de la deportación y trabajar legalmente en el país. Estos individuos se llaman <<Dreamers>>.

Contrario a los rumores, DACA no es un <<paseo libre>> para los inmigrantes indocumentados. Para ser elegible, un individuo tenía que tener: menos de 31 años para el 15 de junio 2012; haber llegado a los Estados Unidos antes de los 16 años de edad; y haber vivido aquí antes del 15 de junio de 2007. Los beneficiarios no pueden tener registros criminales.

Para aplicar a DACA, los inmigrantes ilegales tienen que pagar una cuota de $495 USD por la aplicación y presentar las formas. Muchas personas no saben que los Dreamers tienen que tener un diploma de la escuela secundaria o el GED para mantenerse elegibles. Un individuo puede renovar la aplicación cada dos años, pero DACA no provee una forma para obtener la ciudadanía.

¿Qué le ocurrió a DACA?

La administración de Trump rescindió DACA el 5 de septiembre de 2017, con gran consternación de ambos partidos. Sin embargo, él retrasó la decisión por seis meses para dar tiempo al Congreso para decidir qué ocurrirá a los Dreamers.

El estatus de un Dreamer actual expirará en seis meses, pendiente de la decisión del Congreso. Las nuevas aplicaciones han parado, por ahora, pero las aplicaciones entregadas antes del 5 de septiembre de 2017 continuarán siendo procesadas.

Por ahora, algunos Dreamers están seguros. Pero el anuncio significa que si el Congreso no actúa, unos inmigrantes, traídos a los Estados Unidos ilegalmente en la infancia, puedan afrontar la deportación el 6 de marzo de 2018. En ese caso, muchos de ellos serán deportados a países de los cuales muchos no tienen ningún recuerdo.

En 25 de septiembre de 2017, el New York Times reveló que tres senadores introdujeron una ley para ofrecerles a los inmigrantes jóvenes una manera de obtener la ciudadanía. No es claro que el Congreso la vaya a aprobar (lee el articulo). Tal vez el Congreso encontrará una solución intermedia entre los dos partidos. Tal vez los Estados Unidos no dejará a los Dreamers sin nada.

 

Leave a Comment